Sectores público y privado asumen el reto de consolidar una cadena productiva petrolera de alto valor nacional

Sergio Tovar


Como representante de un ente fundador del Conglomerado Nacional Industrial Petrolero, el presidente de la Cámara Petrolera de Venezuela, Alexis Medina, considera que el reto que tiene por delante el CNIP es colocar los resultados del Informe de Capacidades Industriales Nacionales al servicio del desarrollo tecnológico del país.

El encadenamiento productivo representa un factor clave al momento de analizar, en cada eslabón, dónde se aplican las políticas orientadas a la sustitución de importaciones y al ahorro de divisas para incentivar la industrialización de los diversos renglones que participan en la producción final de maquinarias, equipos e instrumentos utilizados en el sector de los hidrocarburos. Es en este contexto donde el papel del Estado asume un rol significativo para impulsar la planificación de las cadenas productivas con alto valor nacional, con el apoyo del empresariado nacional comprometido con el desarrollo integral de la Nación.

El presidente de la Cámara Petrolera de Venezuela (CPV), Alexis Medina, observa un escenario nacional interesante en el marco del acercamiento con las autoridades del Gobierno Nacional, a través del impulso a la Agenda Económica Bolivariana y el Motor Hidrocarburos, un espacio para que sectores público y privado se pongan de acuerdo con el propósito firme de avanzar en el desarrollo del sector productivo venezolano.

Quién es quién en el encadenamiento productivo petrolero

Para Alexis Medina la importancia de la labor plasmada en el Informe de Capacidades Nacionales, elaborado por el Conglomerado Nacional Industrial Petrolero, radica en que la información que se genera se encuentra al servicio no solamente del sector de los hidrocarburos, sino del desarrollo tecnológico de Venezuela, por cuanto ha permitido conocer la cantidad y localización de los empresarios que ofrecen bienes, obras y servicios en este ramo, pero también se han obtenido datos necesarios para que el empresariado conozca con profundidad diversos aspectos de cada cadena productiva.

Tomando en consideración que los conglomerados en el mundo se desarrollan en etapas de varios años y hasta décadas, ¿Cuáles deberían ser los siguientes pasos para la consolidación del CNIP?

-El Informe de Capacidades está diciendo cuántos somos, la capacidad que tenemos, lógicamente, y hasta dónde podemos llegar con este Conglomerado, para ponerlo al servicio, no solamente de la industria petrolera, sino que va un poco más allá, del desarrollo tecnológico de Venezuela. Pero el paso grande será transformar la información para que llegue a cada uno de los que están involucrados en el negocio. Nosotros tenemos 600 empresas involucradas en la Cámara Petrolera, a las cuales se distribuyó esa información que tiene el CNIP.

-Ahora tengo más claro qué, por ejemplo, de los equipos a importar para brindar servicio los puedo conseguir acá, a través de alguien con quien, quizás, nunca me comuniqué y el CNIP me está dando la oportunidad de comunicarnos, y, por otro lado, ahora todas las partes tienen conocimiento de los denominados nudos o trabas dentro del proceso de producción.

El compromiso del empresariado nacional

¿Cuál cree usted que es el aporte de la Cámara en el levantamiento del aparato industrial petrolero venezolano?

-Cuando hablamos que el CNIP tiene esa dedicación hacia el área petrolera, somos el brazo ejecutor de lo que deberíamos hacer allí, porque conocemos este negocio. Como Cámara tenemos 38 años ya, tenemos experiencia en el negocio petrolero, la calidad internacional, lo hemos aprendido en el día a día, con constancia, dedicación y decisión. Pero ¿Cuál es nuestro verdadero aporte? Es que nos den la oportunidad de decirle a través del CNIP que vamos a ir sobre las dos metas: capacidad para abarcar el mercado nacional y el desarrollo de tecnología propia.

¿Considera productivo el engranaje del CNIP? ¿De qué forma el empresariado nacional puede coadyuvar a la consolidación del Conglomerado?

-El CNIP ya tiene la información y se va a seguir visitando empresas, evaluando, se va a seguir midiendo capacidades, pero ya tenemos suficiente información, arranquemos con esto. Vamos a seguir trabajando en traer más información pero hay que arrancar en sectorizar.

¿Qué pasa si nosotros vamos a sectorizar? Necesitamos equipos de superficie, válvulas, etcétera. ¿Quién hace las válvulas? Y ¿Quién hace los tornillos de las válvulas? Y empezamos a hacer mini conglomerados y arrancamos con lo que tenemos, con el que tiene la empacadura, la manguera; al hacer eso los apoyamos no solo con el mercado venezolano, sino para la exportación. Creo que debemos empezar a trabajar en la sectorización de lo que tenemos.

El desarrollo de conglomerados implica la interrelación de instituciones del sector educativo y científico tecnológico. También del gobierno, del sector financiero y empresarial. ¿Cuáles son las principales líneas de acción que usted visualiza para lograr esa articulación?

-No hemos hecho muchas cosas. Pero en la Cámara, desde julio, tenemos gente trabajando en esto. Porque no solamente vamos a tener que mejorar el nivel de los universitarios que salen para apoyarnos en nuestros requerimientos de avanzar en el negocio, sino que además vamos a necesitar enamorar gente para hacer nuevos empresarios.

Si no tenemos nuevos profesionales, gente que se decida a estar con nosotros en el país produciendo y levantando esta producción, menos vamos a tener empresarios. En la Cámara Petrolera tenemos un grupo trabajando en eso: a nivel regional, tenemos convenios con la Universidad del Zulia, con la Universidad de Oriente y con la Universidad Central de Venezuela.

Alabo mucho esa Asociación de Amigos de la Universidad Simón Bolívar, donde se está llamando a todos sus graduados, egresados, para que donen unas horas y se inscriban a dar docencia y de esa manera traer información técnica de la que está sucediendo en las empresas, actualizadas, a la Universidad. Hemos conversado sobre herramientas parecidas, esa no es la única, hay muchas, pero creo que nosotros los empresarios no tenemos opción: tenemos que ir hacia algo similar y lo tenemos que hacer a nivel nacional.

¿Cómo visualiza usted la conformación de redes productivas y desarrollo de cadena de suministros dentro de lo que es el Conglomerado? Porque, tal vez, son cosas con las que no contamos en el corto plazo.

Si visualizamos para dónde vamos, con el CNIP, yo me enfocaría más en lo que hemos hecho ¿Y por qué haría eso? Porque ya deberíamos hablar de proyectos concretos y el encadenamiento va a ser fácil cuando nosotros digamos que necesitamos el encadenamiento de determinada sección del Conglomerado. Llegó el momento de dejar de ser general para convertirnos en particular. Ser especialistas, deberíamos ser especialistas de un ramo en particular.

Vea las declaraciones del presidente de la CPV, Alexis Medina