El INZIT promueve sinergia con el sector productivo


Maracaibo, 29 de octubre de 2015.-
Nadia Sánchez, presidenta del Instituto Zuliano de Investigaciones Tecnológicas (INZIT), señala que a través de una estrategia de trabajo conjunto con la empresa venezolana Castillomax Oil and Gas, colaboran para el desarrollo de nuevas herramientas para la industria petrolera.

Ambas organizaciones presentaron los adelantos de esta cooperación durante el 3er Congreso Suramericano de Petróleo y Gas, que desde este martes tiene lugar en la ciudad de Maracaibo, específicamente en relación al perfeccionamiento de la tecnología STCC (Sistema Termoquímico Controlado y Combinado), creada y patentada por Castillomax.

Según explicó Nadia Sánchez, el STCC consiste en la inyección de fluidos de manera combinada al fondo de un pozo productor, lo que permite disminuir la viscosidad y aumentar el API del crudo, facilitando su movilidad y transporte.

¿Cómo nació esta iniciativa de colaboración entre el INZIT y Castillomax Oil and Gas?

Hace aproximadamente tres meses, como fundación adscrita al Ministerio de Educación Superior, firmamos una alianza estratégica con el objetivo de apoyar a esta empresa venezolana en la validación del STCC, que ya había sido previamente evaluado por el Instituto Colombiano de Petróleo.

A partir de allí hemos estado apoyándonos mutuamente en varios campos. Nosotros ponemos nuestros laboratorios a disposición de la empresa, para la realización de pruebas técnicas y jornadas de adiestramiento. Castillomax, por su parte, nos apoya con el patrocinio del Instituto. En esta ocasión, la empresa ha cedido al INZIT un espacio dentro del stand en la exhibición del Congreso. Además, nos han apoyado con la donación de algunos equipos, entre los que se destaca un Resistivímetro, utilizado para determinar la existencia de aguas subterráneas a través de sondeo eléctrico, información muy útil para las comunidades del estado Zulia.

¿Cuál es el papel del INZIT en el caso específico de la tecnología STCC?

El Instituto está brindando apoyo y asesoría tecnológica para la evaluación y certificación de la herramienta. En este momento, estamos trabajando en la caracterización del crudo antes y después de la aplicación de esta tecnología, y próximamente, haremos una serie de evaluaciones con simulación de pozos en Punta de Mata, al oriente del país. Por ahora se tiene reunida toda la data de estos pozos para asegurar el control de las condiciones de desarrollo de estas pruebas. El objetivo de estas simulaciones es verificar que las características del crudo permanecen estables después del uso del STCC. Lo visto hasta ahora es que tanto los valores de viscosidad como de grados API permanecen en el tiempo.

¿Qué resultados han comprobado hasta ahora con esta tecnología?

Hemos tenido la experiencia de probar la herramienta en un pozo que estaba inactivo, que con la aplicación del STCC comenzó a producir 500 barriles de crudo diarios, durante un período de evaluación de mes, en campo Bare, en San Tomé.

¿Tiene el INZIT proyectado continuar con este tipo de iniciativas de cooperación con otras empresas?

Por supuesto, el Instituto tiene una política de apertura. La idea es trabajar en conjunto bien sea con privados o con entes del Estado. Nosotros tenemos ciertas fortalezas. Tenemos laboratorios y personal de larga trayectoria. Esto es útil para las empresas que requieran estos servicios de manera puntual, y que por ello no necesitan tener laboratorios propios. Estas empresas pueden contar con el INZIT. La idea es aprovechar las potencialidades, los recursos que ya el Estado tiene para apoyar al sector productivo nacional, público y privado.

En conjunto podemos hacer proyectos macro de gran impacto para el país. Lo que hemos hecho con Castillomax sirve como precedente para que otras empresas se vean motivadas a hacer este tipo de alianzas con nosotros o con otros entes del Ministerio, el Instituto de Ingeniería, el Idea, el Ivic; hay que coordinar para que sea un ganar-ganar.